domingo, 25 de octubre de 2009

Anita y sus gatitas




-Anita ¿Dónde vas tan bonita
Con tanto arreglo y primor?
-Voy a llevar mis gatitas
a la casa del doctor

Una se quemó el bigote,
y la otra tiene tos,
y las veo tan enfermas
que me da mucho dolor.

-Yo tengo un remedio bueno
para el bigote y la tos,
un poco de cariñito
y otro poquito de amor.

Cuando la volví a ver
me dijo -Ya se curó,
la del bigote quemado
otro bigote creció.

Y la que tiene, pobrecita,
un poquitito de tos,
la tengo en su canastita
y le doy mucho calor.

Y para que se cure pronto
voy a comprar caramelos,
y un montón de galletitas
que le sirva de consuelo.

-¿Y a quién vas a consolar,
a la gatita o a vos?
-Es que si ella me ve contenta
se siente mucho mejor.